lunes, 17 de septiembre de 2012

República Democrática de Corea.

Iba a escribir un poco más sobre este fascinante país, pero la verdad es que me encantaría verlo con mis propios ojos alguna vez en la vida, así que no quiero que, si alguna vez de verdad lo consiguiera, me retenga la inteligencia coreana en algún aeropuerto diciendo que en el pasado escribí cosas subversivas sobre el régimen. Y me creo que puedan hacerlo, ya que Kim Jong-Il dijo que los ordenadores son la herramienta del futuro, así que es probable que puedan leer esto xD

En todo caso os dejo unas recomendaciones para echar el rato leyendo y viendo historias increibles sobre el tema.

Primero un libro, más exactamente novela gráfica:

Pyonyang de Guy Delisle
Delisle es un animador canadiense que trabaja para una compañía de dibujos animados francesa. Resulta que en los últimos años Norcorea esta realizando experimentos con el capitalismo: creando zonas de comercio o exportando mano de obra, una de sus pocas riquezas, y entre otros produce en su territorio secuencias de animación para compañías de todo el mundo.
Delisle tuvo que viajar a Pyonyang para supervisar la producción de unos dibujos que dirige. Dado que esta muy limitada la entrada de objetos exteriores a Corea (como camaras, ordenadores etc...), la novela gráfica es la manera perfecta de transmitir todo lo que vivió. Es muy interesante porque aunque existen muchos documentales hechos por gente que se ha adentrado en Norcorea (turistas, periodistas etc...), este documento habla además de como se está abriendo al país y de lo que viven los extranjeros que son aceptados por razones de negocios, información que no se encuentra facilmente.

Me hizo gracia que el guía de Delisle se llamara Lee. Ya que en el reportaje siguiente el guía también se llama Lee. Probablemente sea porque los coreanos se llaman todos igual. Quizas sea el mismo tipo. O quizas sea un superespia de la inteligencia norcoreana. O a lo mejor el "guía Lee" es un personaje ficticio interpretado a cada vez por un agente del Partido. El caso es que es solo un detalle de las cosas raras que se pueden encontrar en ese país:



Inside North Korea - Vice travel

En este documental Shane Smith, reportero de la revista Vice, consigue entrar en Corea del Norte como turista. Aqui podeis ver el típico tratamiento que reciben los extranjeros en el país. Ya que se repiten casi todas las visitas de la novela de Delisle, y es que son obligatorias para todo el que entra en el país, que siempre debe ir acompañado como mínimo por un guía (generalmente un exmilitar, miembro del partido y como ya he dicho en ambos casos el "Sr. Lee"), un traductor si es necesario y a veces un miembro de la policía secreta. La diferencia es que siendo Vice tratará de ser un poco más subversivo que el reportero tipo National Geographic.

Aqui teneis la segunda parte
Y aqui la tercera.

Además Smith quiso ir más lejos y tiene otra serie sobre los campos de trabajo norcoreanos en siberia que podeis ver aquí.

Y finalmente os dejo un link a doobybrain.com que es donde leí sobre Shin Dong-hyuk, la única persona conocida que haya conseguido escapar de un campo de trabajo norcoreano.


En el link hay un video que resume la historia. Basicamente en norcorea si cometes ciertos crimenes se te condena a ti, a tu familia y a veces a las 3 proximas generaciones de por vida en un campo de trabajo. Así el protagonista del libro nació y vivió en una prisión hasta los 24 años, cuando logró escapar, siendo descubierto después por un periodista en Shanghai que le dió a conocer al mundo.
Oficialmente según el gobierno Norcoreano tales campos de trabajo no existen claro.

1 comentario:

Alvaro dijo...

Admito que desconocía lo de los campos de trabajo. Y admito que yo decía: "vamos, chavalines, que el régimen es malo pero no lo es tanto"; ahora he cambiado de opinión. Campos de "trabajo" en pleno siglo veintiuno... Son unos hijos de verga ¿no?

¡Al batimóvil a investigar más sobre el tema!!!