jueves, 23 de abril de 2009



Así es la vida, llena de dolor, desamores, frustraciones, sangre sudor y lágrimas. Y sin embargo, se nos acaba demasiado pronto.
Están los que siempre se quedan en la estación, esperando el tren perfecto. Hasta que se vuelven viejos y descubren que todos los trenes que perdieron eran perfectos a su manera. Los que deciden no arrepentirse y toman cualquier tren y a cualquier destino, aún a riesgo de aburrirse de viajar. Los que tienen miedo a la velocidad y nunca se mueven. Y los que no se dan cuenta de nada de esto y solo siguen a la masa sin darse cuenta que entran y salen de vagones o esperan y duermen en fosas comunes.
Lo que importa es saber a donde vas. Y solo se ve con claridad si vas cómodo.
La vida no es lo mismo sin pequeños detalles; sin el sol, sin el agua. sin colores o sabores.

sin música, sin cantar.

6 comentarios:

einash dijo...

Mi vida no es lo mismo sin Hugo.

Tramp dijo...

uno: eres un puto emo

dos: la primavera trompetera ya llegóóóóó! y el verano casi que ya está aquí!!!!!!! a rumbearrrr!

Danono dijo...

Todos echamos de menos a Hurley.

PrrrK_03 dijo...

¿Porqué conformarse con coger el tren, si puedes recorrer todas las carreteras y caminos que te dé la gana pilotanto un flamante Ford Mustang o montando una indómita Harley davidson?


PD: BOOOOOOOOOOOOOOOORN TO BEEEEEE WIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIILD...!

Victor BA dijo...

xDDD prrrka ftw

rocio dijo...

el ultimo tren que cogí me tiró del vagón anoche, asi que, me quedo con mi coche y mi musica, y los días de verano, aunque sola...