lunes, 1 de diciembre de 2008

Altos cargos, cilindros de metal y mentiras masticables.




Cuando era pequeño y mi inocente mente se empeñaba en entender como funcionaba el mundo llegue a la conclusion de que un basurero vale mas que el presidente, porque "si matan al presidente seguro que alguno de los miles de basureros que hay podra aprender a hacer su funcion, pero si desaparecen los basureros ningun presidente querra rebajarse a limpiar las calles". Y cuando crecí me di cuenta de que efectivamente da igual a que descerebrado pongas al cargo porque las cosas de la vida se hacen en la calle no en el parlamento.

Hoy he recibido un email acerca de un articulo de 1998 que describía bastante bien lo que todo el mundo viene sabiendo desde hace tiempo acerca del sistema economico que usamos, aunque llamarlo asi sea tan generalizante como vago.
Porque digo yo; alguien sabe en que consiste la bolsa?, el mercado de valores? de hecho como se puede comerciar con valores?

Esto es solo una opinion mia, pero es la mejor explicación que le encuentro a algo que representa para mi un misterio mayor que de donde viene y a donde va el universo. Volviendo al origen de la humanidad; antes de la sociedad y de todo este pifostio que hemos montado en 100 000 años de historia del hombre, estaba un hombre del paleolitico cuya vida se diferenciaba en la de cualquier animal por el uso de herramientas: respiraban, dormian, cazaban & recolectaban para comer y se apareaban. (La buena vida).
Pero el afán nuestro de hacernos las cosas mas faciles y la puta inteligencia que no hace mas que ayudar a ese afán complicaron la cosa.
Surgió el sedentarismo, el cultivo, la ganaderia, la familia y claro; el comercio. Al principio Krug tenia su maizal y sus 2 cerdos. Pero claro Krug tambien tenía mujer y follaban, y como aun no habian inventado el latex pues le salían hijos; un efecto secundario de la eyaculación que necesita leche para alimentarse, y la leche de cerdo sabe a bacon y no es plan.
Total que por A o por B Krug necesita algo de su vecino Krorg. Asi que va y le pide la leche. Pero Krorg no le va a dar la leche de sus vacas asi porque si que le ha costado un ojal darles de comer. Asi que a ambos les parece justo intercambiar una cantidad del grano de Krug por leche de Krorg, dado que mas o menos les cuesta lo mismo, con ese grano las vacas comen suficiente para dar esa cantidad de leche; intercambio equivalente; eso es fisica de primero, nada se gana o se pierde, todo se transforma.
Muy bien; hemos inventado el trueque.
Ahora bien, como Krug no tiene ya problemas con tener mas crios se hinchan a follar el y su mujer y en varios milenios la aldea de 2 casas pasa a ser una puta ciudad con un monton de gente. Y claro poner de acuerdo los intercambios uno a uno es imposible, sobretodo porque se han diversificado las necesidades ya que cada uno puede dedicarse solo a una tarea en cuerpo y alma con mayor eficiencia e intercambiar parte de su trabajo por otras cosas que necesita.
Asi que llegamos a la conclusion de que necesitamos una escala estable a la que poder referirnos para saber cuanto vale cada cosa, y no hacer matrices cruzadas infinitamente largas con la equivalencia de cada cosa con la otra para poder truequearlas.
Esto es el dinero. Introducimos un concepto abstracto; antes la leche valía lo que la vaca comia para producirla, pero ahora la leche vale un numero de conceptos abstractos dado, numero de conceptos abstractos dado que a su vez es equivalente a una cierta cantidad de paja.

Y aqui es cuando se lia la marrana.

Yo siempre he pensado que el dinero no da la felicidad; la compra. Hay que tener bien presente que el dinero solo es un trámite y que en si no significa nada, pero nos cegamos con la idea de riqueza...
Asi que como somos unos fantasmas empezamos a exagerar; "madre mia la leche esta me esta costando la vida eeh la voy a subir un par de monedas, total soy el unico que tiene vacas asi que que se jodan los demas" claro antes le decias, eh que la vaca come tanto de paja, no me pidas mas, pero ahora no sabes cuantas monedas come una vaca... Y cuando ves que no llegas a fin de mes pues dices "voy a subir la paja, asi gano mas pasta" asi de facil.
Bien, hemos inventado la inflación. En principio si todos somos igual de fantasmas no pasaría nada, vamos subiendo los precios a un ritmo similar y lo unico que pasa es que hay que cambiar la unidad de la moneda cada vez que se acaba pagando el pan con una carretilla de billetes.
Pero no, porque ya no somos solo una ciudad. Hemos follado mucho y hemos hecho muchos inventos y ahora somos miles de ciudades en centenas de estados repartidos por todo el mundo.
Asi que los trabajos de granero y lechero ya no son suficientes, hay que poner gente que se ocupe de poner de acuerdo toda esta gente. Y empiezan a aparecer el banquero, el cambista, el comerciante, mayoristas, jueces, letrados, ministros, contratistas, brokers... personas que trabajan con el trabajo ajeno, empleados de organismos regionales y mundiales que regulan el trabajo y los trabajadores y lo que de verdad la arma, personas que trabajan con el trabajo de estos últimos.
Y así pasa: un especulador bursatil no tiene ni zorra idea de como coño se cultiva la caña de azucar ni de como funciona un motor de explosion, pero prevee que lo primero se va a usar para lo segundo y sin hacer una mierda mas que clickar 3 botones en una pantalla de ordenador se hace de oro mientras personas se mueren de hambre porque otros usan un motor propulsado con biocarburante.

Como marionetistas en la sombra se llevan los beneficios cuando las cosas van bien, y las indemnizaciones cuando las cosas caen en picado, porque cuando hacen su labor son entes anónimos sin cara ni responsabilidades, pero cuando caen en bancarrota son pobres señores con mujer e hijos...
Mientras que dia a dia los trabajadores, los que de verdad crean capital son personas maravillosas en su individualidad que corren excitados hacia la gloria, la fama y la belleza como dicen los anuncios de la tele, pero cuando el decorado de carton piedra de su falso mundo cae por su propio peso son las masas anónimas que subvencionan sin saberlo ni quererlo a los que estaban ahí arriba.

O para entenderlo de otro modo, es como si apostaramos a que sale o no la bala jugando a la ruleta rusa en la cabeza del que nos pone el dinero de las apuestas, prometiendole que cuando acabe el juego se llevara todo el dinero acumulado. Solo que el juego termina cuando efectivamente la bala sale, y nos quedamos sin juego hasta que encontramos a otro panoli.

En definitiva que se pueden hacer 3 cosas; ser listo y vivir de puta madre sin pegar palo al agua, ser un currante y maldecir a los que te explotan, o entender que esto siempre será asi y encontrar el punto de equilibrio perfecto entre joder y ser jodido.

4 comentarios:

Victor BA dijo...

PD: el otro dia en ABC: "El Women's Forum constata que la crisis financiera es cosa solo de hombres
...como primera conclusion las asistentes dejaron patente que ninguna directiva ha estado implicada en el desastre financiero, imputable exclusivamente al hombre"
Que bien nos viene ahora que haya pocas mujeres en altos cargos no? zorras hipócritas...

Danono dijo...

Me quedo con la conclusion y lo de zorras hipocritas.

Y... justifica el texto.

Ellohir dijo...

un especulador bursatil no tiene ni zorra idea de como coño se cultiva la caña de azucar ni de como funciona un motor de explosion, pero prevee que lo primero se va a usar para lo segundo y sin hacer una mierda mas que clickar 3 botones en una pantalla de ordenador se hace de oro mientras personas se mueren de hambre porque otros usan un motor propulsado con biocarburante

Buenísimo.

Darkkz dijo...

Interesante entrada...